viernes, 28 de junio de 2013

Informe del Encuentro de Monedas Locales en Sevilla 2013

Autor: Miguel Yasuyuki Hirota
Fuente: Blog del encuentro


_1000799


El “Encuentro de Monedas Locales” tuvo lugar del jueves 9 al domingo 12 de mayo de 2013 en Sevilla, Andalucía, España. 136 personas desde nueve comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Islas Canarias, Catalunya, Euskadi (País Vasco), Extremadura, Madrid, Murcia y Valencia) y también de Brasil, Chile, Francia y Reino Unido se sumaron a este encuentro, compartiendo sus experiencias y fortaleciendo las relaciones humanas para futuras colaboraciones.

El jueves y el viernes se celebró el evento principalmente en la “Casa de Pumarejo”, un edificio precioso del siglo XVIII en la Plaza de Pumarejo, propiedad del Ayuntamiento de la ciudad, que lamentablemente no cuenta con financiación pública para su rehabilitación. Por ello, hace más de una década se formó una asociación para preservar este importante patrimonio y en marzo de 2012 empezó a usar su propia moneda social llamada Puma para fortalecer los lazos entre los vecinos del barrio y buscar la propia financiación y rehabilitación. La conferencia empezó con la presentación de Jara en la comarca de Aljarafe (justo al oeste de Sevilla Capital) con el fin de incrementar la autosuficiencia local de vivienda, educación, salud, alimento y energía. Su problema es la mala comunicación por carretera (las carreteras reúnen principalmente pueblos de esta comarca con Sevilla Capital con pocas carreteras que reúnen pueblos dentro de la comarca), pero hoy en día ya tienen 273 socios. Después siguió la presentación de Puma como moneda para la “Cuidadanía”, con ferias y centro de abastecimiento para estimular transacciones y hoy en día tiene 608 socios, de los cuales el 38% son hombres, el 52% son mujeres y el 10% son comercios locales. Tanto Jara como Puma está basado en el sistema online LETSCES.

El viernes, 10 empezó con la presentación de Enric Montesa sobre Rubit, una moneda social que se lanzará en breve en Russafa, Valencia Capital. Esta moneda social, con un sistema de pago por teléfono móvil, promoverá y apoyará iniciativas sociales y culturales y la economía local, será emitida como moneda no convertible para vincular comercios locales, asociaciones y habitantes allí. Alejandro Rodríguez habló de su proyecto Málaga Común (Málaga, Andalucía) como LETS online. Después Jorge Timón de Cáceres (Extremadura) presentó su proyecto Freicoin, una moneda electronica oxidable (parecida a Bitcoin pero oxidable) que comenzó en diciembre pasado, Israel Sánchez de Puma habló del centro de abastecimiento donde se vende el alimento en puma y en euro y Miguel Figueroa de Gran Canaria mostró su moneda social DEMOS que da a sus socios alguna renta básica. Y Ciaran Mundy dio una pincelada general sobre Bristol Pound, Reino Unido, constatando que desde su inicio en septiembre de 2012 el sistema sigue creciendo, con más de 150.000 Bristol Pounds en circulación en marzo de 2013.

Por la tarde se presentaron dos experiencias en zonas rurales. Eva Ramírez Hidalgo habló de Las Pitas, una experiencia bulliciosa de LETS en Bajo Andarax (Almería). Es muy importante subrayar el hecho de que esta experiencia evolucionó de un banco de tiempo (¡¡Dese cuenta de que en España hay más de 300 bancos del tiempo!) cuando enfrentaron la dificultad en permitir que los socios obtengan bienes, sobre todo alimento. Chelo Farina habló de una experiencia similar La Mora en Sierra Norte (Madrid). Y se dio un plenario sobre temas jurídicos donde Enric Montesa mencionó el Código de Comercio, Código Civil y cómo tratar del IVA sobre las facturaciones en monedas sociales, tratando de la moneda como “contrato civil”. Y se celebraron seis talleres simultáneamente: “Plataformas de intercambio, Sistemas de Pago y Seguridad”, “Autoorganización de las Redes Locales: Impulsar y Cuidar los Procesos de Creación Colectiva”, “El Rol del Facilitador en los Procesos de Grupo y Resolución de Conflictos”, “Tormenta de Ideas y Propuestas para Innovar en nuestras Monedas Locales”, “Relación Emocional con el Dinero” and “Estrategias para Sostener las Redes Locales de Monedas Sociales: Cómo cuidas a las personas que trabajan para el común”.

El sábado, 11 y el domingo, 12 continuaron las sesiones en el instituto IES Velázquez. Julio Gisbert presentó la corriente reciente de las monedas locales en España con un mapa de iniciativas y Miguel Yasuyuki Hirota compartió el resumen del congreso que se había celebrado la semana anterior en Traunstein, Alta Baviera, Alemania (Haga click aquí para leer más informaciones sobre el congreso en Alemania). Y Peplluis de La Rosa, profesor en la Universitat de Girona (Catalunya) y también de RES Catalunya mostró su estudio sobre la velocidad del dinero, constatando que las monedas sociales suelen circularse más rápido que las monedas oficiales, y Francisco Ortega demostró su plataforma de moneda electrónica Kapital Truth basada en un sistema de evaluación.

Por la tarde hubo otro plenario en término de relaciones entre monedas sociales y otros sectores (el público y el privado). Luis Blanco de Expronceda en Almendralejo (Badajoz, Extremadura) dijo que el alcalde apoya esta iniciativa, aunque a diferencia del de Bristol todavía no cobra su salario en moneda social. Andrea Caro de SOL-Violette (Toulouse, Francia) resaltó la índole de esta experiencia como “moneda ciudadana”, aunque el proyecto cuenta con el apoyo financiero del Ayuntamiento, y Pedro Tolosa de Tolosa (Guipúzcoa, Euskadi) habló de un proyecto de moneda social a lanzarse a finales de 2013 por una asociación local de hostelería con el apoyo de la caja rural. Después se efectuaron tanto en análisis DAFO como la evaluación sobre la organización de evento, además de discutir estrategias para poder seguir trabajando como red, y el domingo, 12 se decidió que el próximo encuentro se celebrará en Valencia en 2014.

Como éste fue el segundo encuentro a nivel estatal de esta índole (se había celebrado en 2012 en Vilanova I La Geltrú, Catalunya), estuve contento de ver algunos avances, no solo en término de la cantidad de participantes (más del doble del año pasado) sino también en término de la mejora en el nivel de discusión. Estoy convencido de que este movimiento está por fin despegando en la sociedad española, con la potencial de desarrollarse en diferentes partes del país para satisfacer las necesidades no satisfechas de la gente, sobre todo en relación al paro (¡¡Según las últimas estadísticas el paro en España asciende al 27%!!).

Hay que recordar, sin embargo, que el trabajo colaborativo dentro de una red está todavía frágil, lo que impide que la red aproveche su propia potencial al máximo. Se necesitará hacer más esfuerzos para involucrar a las personas a los trabajos colectivos, tales como el mantenimiento de la página web /blog, redacción de un manual y estudio de temas jurídicos, para que más personas, sobre todo aquellas que se quedan todavía fuera de la red, puedan aprender más sobre monedas sociales.


jueves, 27 de junio de 2013

El orué, la nueva moneda del barrio de Russafa

Fuente de la noticia

 4/06/2013

El orué es la nueva moneda social del barrio de Russafa. La promueve la Asociación Russafa Innova y ha sido apoyada desde el primer momento por los comerciantes, hosteleros y vecinos. Es “la otra cara de la moneda” ya que su nombre responde a la lectura de euro, pero al revés. Su función será complementaria a la moneda oficial. El orué es una de las monedas sociales virtuales más avanzadas del mundo.

La iniciativa se puso en marcha en noviembre de 2012. Media docena de vecinos urdieron un plan para crear esta moneda social y, conforme la han ido desarrollando, “ha ido levantado entusiasmos en los colectivos sociales, culturales, comerciales, hosteleros y profesionales del barrio de Russafa” han confirmado a VLC NEWS, fuentes próximas a la Asociación Russafa Innova.

Implicados en este proyecto que verá la luz después del verano de 2013, están todos los colectivos del barrio. La Asociación Russafa Innova lleva trabajando en ello un año aproximadamente y cuenta con el apoyo explícito de la Asociación de Vecinos de Russafa, la Asociación de Comerciantes Russafa-Gran Vía, la Asociación de Hosteleros, la Escuela de Artesanos, el Instituto Blasco Ibáñez, y asociaciones culturales, como Jarit.

“Somos los que estamos verdaderamente implicados en la gestación, pero además, hay unos cuantos colectivos a quienes les interesa pero están de observadores y haciendo un seguimiento de la evolución, para tomar la decisión una vez salga la moneda”.

Moneda virtual complementaria del Euro

“La otra cara de la moneda” es la consigna que define el orué, cuyo nombre responde a la lectura inversa de la palabra Euro (y con tilde). Utiliza como unidad de cuenta el euro, pero,“y esto es muy importante”, no es convertible.

Su implantación pretende complementar el uso del euro para dinamizar recursos infrautilizados y necesidades no cubiertas, “por ejemplo –sostienen desde Russafa Innova- salvar la brecha digital del barrio en el colectivo de los mayores. Ya hay un equipo liderado por la Escuela de Artesanos que preparan una Aula Abierta para educar y promover la movilidad digital con unos talleres. Estas actividades se impartirán a cambio de orués.

Los primeros convenios con los diferentes gremios está previsto que se firmen a lo largo de este mes y el que viene.

Cómo es la moneda

La moneda es electrónica y los intercambios se pagan vía móvil Smartphone. Cuentan con una solución informática que funciona como la banca online desde el dispositivo móvil. El sistema de pago se puede hacer tanto entre particulares, como entre un particular y el establecimiento.

Es innovadora, en el sentido de que integra los efectos sociales como los comerciales. Además incorpora una solución de pago móvil inédita hasta ahora en el mundo de las monedas sociales.

“Es virtual para evitar el gasto de imprimir el billete y las falsificaciones y, sobre todo, para evitarles a los comerciantes –así nos lo pidieron- el tener que hacer una doble caja”, explican en Russafa Innova.

Además, y en esto inciden de manera rotunda, “no es convertible, nadie la podrá comprar ni se puede canjear por euros”. Es una moneda complementaria.

El usuario dispondrá de una tarjeta que servirá para "autenticar" el cliente de esa banca online. Tendrá una cuenta, con un saldo inicial de 10 orués, para poder empezar a hacer transferencias o recibir cobros y así interactuar con los comercios mediante la tarjeta en NFC.

Y sólo los podrá usar en los establecimientos adheridos, bajo el concepto de “descuento comercial, para evitar problemas con Hacienda”.

“Su funcionamiento se puede equiparar al de las tarjetas de clientes de los grandes centros comerciales o de algunas cadenas, incluso cines”. Se podrá usar, a modo de descuento del precio oficial en euros, en los bares, tiendas y eventos culturales de Russafa.

Para el comercio tiene la misma función que el cupón, es una manera de fidelizar clientes y para el barrio supone el favorecer y potenciar la solidaridad entre las personas que habitan espacios comunes, junto con los negocios locales del barrio. Es por tanto, un mecanismo para revitalizar la economía de Russafa.

Más de 30 personas han trabajado en el nombre y la imagen, el sistema informático que sustenta los intercambios, el ámbito legal y fiscal, y sobre todo, la dinamización de un barrio, que “per se, ya es una pasada”.

“El orué no tiene intereses, ni permite invertir, ni hacer operaciones especulativas, no merece la pena ahorrarlo y lo interesante es que circule”, concluyen desde la Asociación Russafa Innova.

5/06/2013

Russafa Innova, impulsora de la nueva moneda social virtual del barrio histórico de Valencia, asegura que durante el primer año de circulación del orué, 200 locales y 3.000 clientes compartirán la primera moneda social virtual del mundo. Los pagos se harán con una solución informática “muy sencilla” para smarthphone, tal y como avanzó ayer en primicia VLC NEWS

El barrio de Russafa tiene, según el censo actualizado, 24.522 residentes, una población semejante a la de la localidad extremeña de Almendralejo, donde desde hace unos meses ya se ha implantado el Expronceda, su moneda social “en papel, no virtual”.

El orué comenzará a circular en Valencia a partir de septiembre. Sus promotores, Russafa Innova, han calculado que antes de que cumpla un año de vida, más de 200 establecimientos del barrio y hasta 3.000 usuarios compartirán la nueva moneda social virtual del mundo.

“Estamos hablando de los hosteleros y del pequeño comercio del barrio de Russafa, pero también del sector servicios, como dos peluquerías, una gestoría, un fisioterapeuta y una distribuidora de productos naturistas”.

Son sólo unos ejemplos aislados, porque a ellos se sumarán los participantes de todos los festivales y eventos que a lo largo del año celebra este “inquieto” barrio de la ciudad. Los organizadores de la bienal RussafArt, Russafa Escènica, la Russafa Fashion Week, la Ruta de la Tapa, Jornadas Interculturales, los carnavales, además de los miembros de colectivos como Russafa Innova y Russafa Viva… todos dispondrán, “según les convenga”, del orué.

Además, según indican desde Russafa Innova, cada semana van creciendo las adhesiones.

Cómo funciona el sistema

Como adelantábamos ayer, cada usuario dispondrá de una tarjeta de plástico, “como la visa o la móbilis del transporte público” cargada de inicio con un saldo de 10 orués. Para hacer la operación, será necesario que el smarthphone la lea y “ya está”. Nada más.

En este caso, no es necesario que el comerciante o vendedor “disponga de datafono ni ningún otro aparato. Basta con el teléfono inteligente”. Su funcionamiento se puede comparar con el del código QR, ése que te redirige directamente a una web al reconocerlo el dispositivo móvil.

El smarthphone, al leer el chip de la tarjeta, accede a la banca online y se cargan –o descuentan- los orués.

Área Activa

El método de transacción utiliza la estructura NFG (Near Field Communication), el sistema de pago móvil “más avanzado del momento”. Ha sido desarrollado por Área Activa, el partner tecnológico de Russafa Innova, con una aplicación informática fácil de usar, de gestionar y que “no necesita mantenimiento por parte de ningún informático ni de un desarrollador de sistemas”.

El equipo de Área Activa está integrado por el creador de la banca online de Bankinter y también por el gurú tecnológico de Forbo, la multinacional suiza que trabaja con marcas de lujo como Louis Vuitton.

Por estas razones, como aseguran desde la Asociación de Emprendedores e Innovadores Sociales de Valencia, “es la única moneda social que también es virtual y está desarrollada, además, con la tecnología más avanzada del mundo”.

Usuarios potenciales

Los usuarios potenciales del orué son todos los vecinos del barrio pero también, los que tengan su trabajo en la zona o los que “tomen copas o cenen” en Russafa.

Al funcionar como un descuento, a todos les interesa acumular estos “bonos” para obtener a cambio beneficios en todos los productos y servicios que consuman dentro del barrio.


09/06/2013


Arístides y Agustín son empresarios, vecinos e impulsores de la nueva moneda social de Russafa, la primera virtual del mundo. Dicen que el orué se implantará con fuerza no sólo en el barrio, sino en toda Valencia. “Hay muchas monedas sociales funcionando en España, lo novedoso del orué es la plataforma tecnológica que lo sostiene, sencilla y muy avanzada. El datáfono ha muerto"

El barrio de Russafa está viviendo de pleno lo que los expertos llaman proceso de gentrificación, es decir un cambio sustancial de su fisonomía social provocado por la cercanía al centro de la capital. Sus residentes históricos y su trama social son sustituidos paulatinamente por jóvenes recién llegados, con más poder adquisitivo y que emprenden sus propios negocios.

Russafa está, de alguna manera, de moda y en los últimos diez años han brotado nuevas actividades relacionadas con las artes, la moda y el diseño. En sus calles se pueden encontrar muchas librerías cafés, alguna que otra peluquería librería, unas cuantas ludotecas teterías, locales multiculturales, amén de galerías gestionadas por los propios artistas u otras que buscan integrar el arte en la vida cotidiana.

Este último caso es Imprevisual, la galería café que regenta Arístides Rosell. La Bienal Russafart se cocina entre estas paredes. Y ahora ha creado, junto con Agustín García, la marca SignoVisual con la cual, como ellos dicen, se han “metido hasta las trancas” en el impulso del orué, la nueva moneda social virtual de Russafa que empezará a circular en septiembre.

El orué y la microeconomía social

“El orué concita en un solo concepto la solidaridad de las llamadas ‘cadenas de favores’, la fidelización de los clientes a la economía local, y el refuerzo del entramado social de la comunidad” sostiene Arístides Rosell, un cubano de apellido muy valenciano que aterrizó en Valencia hace más de 20 años. Para Agustín García, va a permitir la comercialización “sin especulación, con transparencia en la gestión”.

“Con el orué, cada comercio establecerá sus normas. No están obligados a nada. Hay actividades que no pueden permitirse perder el margen en euros de sus productos. Por ejemplo, yo en mi galería café no puedo dejar de cobrar lo que vale la cerveza en euros, pero sí que podré marcar el precio de las obras de arte que vendo combinando las dos monedas. Podré dar la opción de que paguen el 70 por ciento de su precio en orués y el resto en euros”, explica Arístides.

Un quiosco del barrio o un punto de venta de periódicos tampoco podrá renunciar a los euros de su margen de beneficio, pero sí añadir a la cuenta de su cliente algún orué bajo el paraguas de “puntos acumulativos, bono regalo o vale descuento” para otros productos.

Con estos orués ganados por el cliente, que ya se habrá dado de alta en el sistema desde su móvil y que habrá partido con un saldo inicial de 10 euros, “el cliente podrá adquirir otros productos en el barrio o pagar la alguna de las muchas actividades culturales, lúdicas y sociales que se organizan en sus locales”.

Talleres, cursos, charlas, actuaciones escénicas y ferias gastronomías de todo el mundo son frecuentes en el barrio de Russafa. En sus establecimientos podemos encontrar talleres de arquitectura, de grabado, de diseño, de masajes y de cuantas corrientes culturales sea posible imaginar.

De hecho, como avanzamos en su día, uno de los cursos que ya está preparado para poner en marcha es el Aula Abierta, que empezará con un taller para superar la brecha digital. Lo impartirán un equipo de la Escuela de Artesanos que aceptarán orués a cambio de enseña a manejar los Smartphone a usuarios de todas las edades.

Hay otros proyectos, como crear La colecta del año, una cita solidaria en la que se recaudará dinero para comprar, por ejemplo, “una silla de ruedas para una persona discapacitada con escasos recursos, o para ayudar a pagar una operación en Estados Unidos a un chaval del barrio”. La gente podrá colaborar con euros y se le dará, a cambio, el equivalente en orués “para usarlos cómo y cuándo quiera. Por cada euro, un orué".

Además de la vertiente solidaria, “el orué contribuirá a generar riqueza y a mover la actividad social y económica local” dice Agustín.

Lo verdaderamente novedoso del orué “lo que realmente aporta al campo de la monedas sociales que existen en el mundo, por centenares, es la plataforma informática que lo soporta. Es un salto cualitativo de la moneda social. Hablamos de una solución informática muy simple, muy sencilla de manejar, de usar. Y esto así porque tecnológicamente es muy avanzada” resalta Rosell.

"El datáfono en las empresas se ha acabado, está al borde de la extinción. Al final se va a imponer la solución informática que usará el orué: un pago de móvil a móvil, de smartphone a smartphone. Y un barrio de Valencia va a ser el pionero".

El euro con resonancia africana

“Cuando nos enteramos de que se estaba gestando una nueva moneda social en Russafa, nos decidimos a buscarle un nombre” explica Agustín. “Se le ocurrió a Aris. Al principio su sonido africano me paró, pero cuando él me propuso leerlo al revés, descubrí que contenía la mejor fórmula para designar la moneda social”.

Porque les gusta pensar que el orué le da la vuelta al euro, no sólo en el nombre. “El orué pretende de alguna forma ser una alternativa, más cercana, social e igualitaria. Ya el eslogan salió de forma autómatica: La otra cara de la moneda. Aquí no hay especulación. Es orué, no es dinero”.

Casa grande de Pumarejo, Sevilla


Casa Grande del Pumarejo from Emek Filogullari on Vimeo.

Un documental que muestra la reacción de la ciudadanía ante la dejadez de las autoridades, tomando las riendas en el uso de lo público en medio de un brote de iniciativas de solidaridad y de innovación social.

Su web

Entre otras actividades organizan mercados de trueque.

No estamos solos

lunes, 24 de junio de 2013

MERCADO EN CHESTE 30 JUNIO DE 2013


La EcoRed Hoya de Buñol organiza un nuevo mercado de intercambio






Mercado en la arboleda del polideportivo de Cheste:     Consulta la ubicación aquí

Itinerario recomendado desde la rotonda marcada como punto "A", hasta el punto "B", aparcamiento y punto de entrada a la arboleda.




Después del mercado..... comida.


MENU DIA DE MERCADO CHESTE 30 DE JUNIO

Reservas mediante el correo de Les Garroferes de Colors, sin olvidar indicar la versión de la paella elegida.

- En el medio los entrantes:

Ensalada estacional con vinagreta de frutos secos
Picaeta: papas, olivas cacao
Bulgur Pilaf ( bulgur es una variedad de trigo duro partido y cocinado)

- Plato principal, a elegir:

Paella de Verdura
Paella de Cebolla

 - Postre:
Tarta de chocolate
Infusión digestiva
Mistela

- Bebida:

Agua mineral y vino



Casi todo será ecológico y en la medida de lo posible local.

Deberíamos llevar nuestros propios cubiertos, aunque para los despistados existe la opción de comprarlos allí.

domingo, 9 de junio de 2013

Mercat 16 de juny

 

Anem de gira per la Comarca!
El pròxim mercat es farà el diumenge 16 a Alboraia.
C/ Juli Just (Junt estació metro Palmaret) - (el mapa no està actualitzat i figuren les antigues vies)
 
Com sempre, el mercat començarà a les 10.30 h. (els que poseu parada ja sabeu que teniu que estar un poc abans) i acabarà a les 14.00 h.

Ací vos deixe el menú del dinar. Quan abans s'inscriga la gent millor. Les reserves cal fer-les contestant a l’oferta que els companys encarregats penjaran en breu al web. 

Menú:

Entrants :         Tabulé  (plat fred fet amb  cuscús, julivert, pimentó ,etc)
                        Humus (crema de cigrons i sèsam)
                        Falafel ( croquetes de cigrons, all, herbasana, etc.)

Beguda:            CACIK fred  ( beguda de iogurt i aigua de l’aixeta)

Plat principal:    Paella de verdures

Postres:           Coca amb crema de poma.

Pa casolà

PREU: 5 ECOS PER COBERT

Recordeu que en benefici de la natura (i això vol dir en benefici de totes) heu de dur plat, got i coberts. Així evitem utilitzar rebutjables. També estaria bé que vos portàreu cadires per a poder seure al dinar.


Fins diumenge 16! 

Comptador de visites al bloc: